No es mi culpa…

La mayoría de las personas que tienen sobrepeso u obesidad comentan que durante su infancia tuvieron muchos problemas, traumas, abusos y situaciones difíciles las cuales hicieron que recurrieran a la comida para sentirse mejor.

Desde ese momento ellos no han parado de ver a la comida como lo único que los ayuda a sentirse mejor y olvidar momentáneamente su pasado.

Al igual que un drogadicto utilizan su adicción como un escape para olvidar y sentirse bien por un momento.

Lamentablemente esto solo dura «un momento» y luego se terminan sintiendose peor por haber vuelto a caer en la adicción y siguen sintiéndose mal por su pasado.

Es un ciclo vicioso destructivo.

Si eres una de esas personas te tengo una pregunta…¿ahora que eres un adulto y tienes control sobre tu vida qué ganas escusándote en el pasado?

Es importante entender lo siguiente: NO tienes la CULPA de las cosas que hacen las personas que te rodean, pero SI tienes la RESPONSABILIDAD de elegir como actuar ante ello.

Aunque nos duela lo que otros nos hacen, tenemos la responsabilidad sobre nuestras vidas, nuestro presente y nuestro futuro. Tenemos la responsabilidad sobre cómo actuamos debido a esas situaciones y sobre cómo elegimos sentirnos acerca de esto.

Lamentarte por tu pasado y utilizar la carta de pobrecito yo no te llevará a ningún lugar, solamente te seguirás dañando a ti mismo.

¿Por qué quieres que quien te hizo daño en el pasado gane? Mejorar como persona, convertirte en tu mejor versión y ser feliz en la vida es la mejor revancha hacia quienes te quisieron dañar.

Demuéstrales que eres fuerte y que puedes ser feliz.

Demuéstrate que eres responsable de tu vida y que nunca es tarde para vivirla de la mejor manera.

Un abrazo,

Montse.

Deja un comentario