El primer paso hacia tu transformación emocional

¿Cómo esperamos transformarnos, si no sabemos quienes somos? Vamos por allí buscando recetas mágicas, para bajar de peso, para ser más felices, para alcanzar lo que soñamos pero no nos damos cuenta que nuestra transformación es indispensable para poder lograr lo que anhelamos. Nuestra transformación es un cúmulo de pequeñas acciones que juntas logran grandes cambios. Así que deja de buscar la fórmula secreta que borrará de ti, en muy poco tiempo, aquello que se has acumulado por años.

El primer principio de la transformación emocional siempre será la reflexión profunda que nos lleve a saber quienes somos. No es posible que sepamos aquello que podemos y debemos cambiar sin saber también cuáles son nuestras virtudes y aquello que debemos potenciar.

Si alguien te preguntara en este momento, ¿quién eres?, ¿qué le responderías? Solemos decir quiénes somos a partir de nuestra profesión, por el apellido que llevamos o nuestra nacionalidad pero qué nos apasiona, qué sentimos, qué amamos, es algo que nos cuesta expresar; quizá porque no lo conocemos ya que ni siquiera nos hemos detenido a pensar un momento en ello.

Reflexionar acerca de quiénes somos, no solo nos lleva a adentrarnos en nuestra realidad sino que nos permite descubrir aquello en lo que somos fuertes, justo esas emociones que nos permiten aferrarnos a nuestros principios e ir por la vida siendo más plenos y mucho más seguros de nosotros mismos.

Sin embargo, no se trata de descubrir quiénes somos y nada más, ese sería conformarnos. Se trata de reflexionar cómo puedo ser mejor como padre, como pareja, en nuestro trabajo y con nosotros mismos.

Saber qué es aquello que puedo mejorar también permite ver qué es aquello que cargo, lo que me duele, lo que amo y de esa manera hacerme responsable de mi mismo.

Sí, tienes un gran cúmulo de cosas que no pediste, simplemente te fueron dadas, pero es tú responsabilidad cambiarlas, sanarlas, utilizarlas a tu favor para vivir la vida que quieres y luchar duro por ella.

La sociedad actual nos lleva empujados en una ola de consumismo y de estrés que nos impide pensar en nuestra existencia, por eso es importante que te detengas y reflexiones saber quién eres te mostrará “cómo” existes.

¡Détente, enfrenta este proceso con la alegría de saber que transformarte, te libera!

Un saludo, Vanessa.

Deja un comentario