¿Viste? Se divorciaron…

Cada vez que una pareja se divorcia, todas las personas alrededor se sienten con la autoridad para opinar, dictar veredictos y señalar culpables. ¿Será que somos incapaces de no juzgar a los demás? No comprendo porque no nos enfocamos más en ver nuestras propias vidas que las de los demás.

Es tan fácil compararnos, emitir criterios y juzgar a otros, pero es tan difícil vivir nuestra vida de la mejor manera posible y mejorarla día a día. Hoy en día con las redes sociales no sólo nos hemos aislado del mundo real sino también de nuestras propias vidas, se nos pasan los días mirando la vida de otros, lo que hacen, lo que no hacen, sus familias, sus gustos pero no nos damos cuenta que nunca dedicamos un momento para la introspección, para ver cómo estoy yo, cómo está mi familia, cuáles áreas debo mejorar y cuáles relaciones debo fortalecer. En cambio vivimos creando momentos que se ven bien en nuestras redes sociales para estar a la misma altura de los demás, todos pasamos creando vidas superficialmente “perfectas” cuando en realidad son totalmente imperfectas.

“El que esté libre de pecado que tire la primer piedra”…de alguna u otra manera todos tenemos miles de problemas, tristezas, desaciertos, alegrías, aciertos y bendiciones; pero nos encanta señalar al otro como si nosotros fuéramos perfectos e incluso como si eso que hoy señalamos no nos pudiera pasar a nosotros también algún día. Hay que tener cuidado, las palabras se devuelven.

Desde que me separé de mi exesposo, pasé justificando mi decisión con todos mis allegados, como si tuviera que explicarles mis sentimientos para que entendieran y aprobaran mis decisiones.

¡Qué estúpida fui! ¿Acaso tengo que explicarle a otros mi vida? ¿Acaso alguno de ellos vive mi vida? ¿Acaso alguno de ellos ha vivido lo que yo viví en esa relación? ¿Acaso le debo una explicación de lo que hago o no hago a otros?

¡Claro que no! Es mi vida, les guste o no, son mis sentimientos, son mis decisiones y es mi futuro. De igual manera aunque intentes justificar tu vida ante los demás, siempre te van a desaprobar e incluso personas que con costos sabes que existen.

Es increíble, me divorcié e incluso me enteré de que personas a las cuales solo conozco de nombre y he saludado un par de veces en mi vida andaban emitiendo criterios sobre las posibles causas de mi decisión, obviamente siendo una de ellas: “de seguro es que se encontró a otro hombre”.

¿Es en serio? ¿Quién X#%$/& eres para comentar sobre mi divorcio? ¿Tan vacía es tu vida que debes andar viendo la de otros? ¿Tan superficial es tu vida que lo único que te importa son las apariencias? ¿Tan machista eres que no pudiste encontrar una mejor razón por la cual me divorcié?

Es increíble la sociedad en la que vivimos, nos devoran vivos y peor aún si eres mujer, porque de alguna u otra manera la “culpable” del divorcio serás tú.

Si te divorcias por que tu esposo te fue infiel probablemente la mayoría terminen diciendo cosas como estas:

  • Claro es que ella trabajaba mucho entonces seguro él se sentía solo.
  • Claro es que tuvo muchos hijos con él y nunca tenía tiempo para su marido.
  • Claro es que ella lo regañaba mucho y él se encontró a alguien que lo valore.
  • Claro es que ella nunca trabajó, entonces él se consiguió una que es profesional.
  • Claro es que ella salía mucho con sus amigas entonces él se buscó una que estuviera en la casa.

Estas y miles de razones más escucharás pero muy pocas veces escucharás esto:

  • Muy bien, qué valiente que es ella, divorciarse de ese perro.
  • Qué bien que se divorciara de ese infeliz que nunca la apreció como debía.
  • Ojalá encuentre a alguien que la valore porque ese hombre nunca la respetó.

Si te divorcias porque tú decidiste que él no te valoraba lo suficiente y que estabas agotada de luchar por una relación en donde la otra parte hacía su mínimo esfuerzo, escucharás:

  • Qué raro que se separara de ese hombre, seguro se consiguió a otro.
  • Seguro le gusta otro.
  • Seguro se va a arrepentir luego de haberlo dejado.
  • Qué lástima que lo dejara, él tan bueno que era.
  • Que tonta que es, cómo se va a divorciar de un hombre tan profesional.
  • Seguro le dio la crisis de la mediana edad, cuando se le pase se arrepentirá.
  • Ella nunca lo supo valorar.
  • Ella nunca le quiso dar una oportunidad.

Estas y miles de razones más escucharás pero nunca escucharás:

  • Claro, seguro estaba harta de que ese hombre nunca moviera ni un dedo por ella.
  • Claro, ya estaba harta de darle mil oportunidades y él nunca quiso mejorar.
  • Qué valiente que es, divorciarse no es fácil pero está buscando su felicidad porque seguro con él no era feliz.
  • Ojalá todas las personas infelices hicieran lo mismo para lograr encontrar la felicidad, tendríamos un mundo más feliz.
  • Pobrecitos, debe ser un momento duro para ambos pero si no era feliz alguno de los dos que dicha que tomaron esa decisión.
  • Las relaciones son difíciles, más después de tantos años, nada es para siempre y muchas veces lo mejor es separarse.
  • Claro, ella lo dio todo por él, seguro había algo que no la hacía feliz y prefirió tomar otro rumbo.
  • Claro, se conocieron muy jóvenes y poco a poco se fueron separando conforme iban creciendo.

Luego de que una mujer se divorcia de su esposo, no solo pasa por el banquillo de los acusados sino que es todavía más juzgada si está bien, si se le ve mejor y si encontró a alguien que la haga feliz. Todos dirán, “claro, seguro ya tenía otro cuando se divorció”, “qué raro que esté tan bien, seguro ni lo quería al exesposo”, “¿viste qué encontró a una pareja nueva? Seguro fue con él con quien le fue infiel y por eso se divorciaron”, etc.

Si una mujer se engorda, no rehace su vida con alguien más y se le ve peor, todos dirán “pobrecita, nunca superará el divorcio”, “pobrecita, seguro se arrepintió de su decisión”, en general los comentarios serán más empáticos y de lástima.

Entre peor estemos más lástima nos tienen y entre mejor estemos más repudio nos tienen, pero de igual manera siempre nos juzgarán y emitirán criterios.

Estos son ejemplos que comprueban que seguimos viviendo en un mundo machista, superficial, juzgador e hipócrita. Hoy en día creemos que la sociedad se ha vuelto más igualitaria, con mentes más abiertas pero realmente no hemos cambiado mucho.

Desde que me di cuenta de este juego en el que había caído decidí cerrar todas mis redes sociales y alejarme del mundo que juzga en vez de acompañar en el proceso. Ya no quería ser parte de ese juego, ni ser igual que ellos, ya no quería juzgar a otros ni que me juzgaran, simplemente quería vivir una vida en paz, llena de cosas positivas, constructivas, con significado y que me sumaran en vez de que me restaran.

Te aconsejo que te alejes de las redes sociales y dediques diariamente mínimo 15 minutos para analizar tu propia vida, sin importar lo que diga la sociedad, sin importar lo que otros crean que es bueno o no, sino que pienses en tu vida sin vendas en los ojos, que abras tu corazón y que empieces a analizar cómo puedes hacerla un poco mejor cada día.

Si queremos ver un cambio en la sociedad, debemos empezar por nosotros mismos.

Un abrazo,

Montse.

2 comentarios en “¿Viste? Se divorciaron…

  1. Susana dijo:

    me pasó exactamente lo que describis, y cuando se demostró, el tiempo todo deja a la luz, que no eran ninguna de esas razones, solo mi infelicidad, nadie pidió disculpas por todo lo que hablaron, la sociedad está enferma, de mirar todos los defectos para afuera y no revisarse un poquito más, que llevan por dentro.

    • Locas y Libres dijo:

      Susana gracias por comentarnos tu experiencia, es muy triste pero cierto, la mayoría vivimos esto, pero compartir nuestras experiencias nos hace más fuertes y tal vez logremos inspirar a otras mujeres a encontrar su felicidad sin importar lo que digan los demás. Gracias y saludos! LyL.

Deja un comentario