Sigo a su lado por los hijos…

¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase? ¿Cuántas veces hemos dicho esta frase? Pero la pregunta es, ¿realmente esto es cierto? Sé honesta contigo misma.

No me respondas esta pregunta a mí, analiza y encuentra la respuesta por tí. Cuanto más conozcas tus emociones y pensamientos más fácil se te hará luchar por tu felicidad.

Como psicóloga, cuando una madre de familia me dice que sigue en una relación que la hace infeliz por sus hijos, siempre me levanta sospechas para indagar más a profundidad para que ella pueda analizar su situación y así logre llegar a la decisión que más la beneficia.

Algunas de las preguntas que le hago son:

  • ¿Es realmente por sus hijos o por miedo a la soledad?
  • ¿Es realmente por sus hijos o por miedo a lo desconocido?
  • ¿Es realmente por sus hijos o es por un apego económico?
  • ¿Es realmente por sus hijos o es por lo que digan los demás?
  • ¿Es realmente por sus hijos o es porque su pareja la ha amenazado?
  • ¿Es realmente por sus hijos o es porque no sabe quién es usted sin él?

Hacernos estas preguntas es sumamente importante porque nos ayudará a encontrar la razón principal que nos detiene de buscar nuestra libertad emocional.

Me preguntarás: «pero aunque sepa cuál es la razón principal, ¿qué hago?, no sé cómo salir de aquí».

Si descrifras la razón principal que te ata a una relación que te hace infeliz, lo primero que debes hacer es analizar cuáles son las posibles soluciones para poder encontrar una salida.

Por ejemplo:

Si la razón es por los hijos

Lo primero que debes preguntarte es si realmente tus hijos son más felices viendo a sus padres pelear, ser indiferentes, insultarse, agredirse, dormir en dormitorios distintos, que no hablen entre sí, que no hagan actividades familiares en conjunto e incluso que nunca estén en casa con tal de no tener que verse.

¿Crees realmente que ellos prefieren vivir así con tal de tenerlos en el mismo techo? ¿Acaso crees que tus hijos no ven que eres una persona infeliz? ¿Acaso no te das cuenta que ellos sufren en un hogar infeliz? ¿No crees que serían más felices viendo a sus padres por aparte pero en busca de la felicidad? ¿No crees que prefieren vivir solamente con uno de los padres pero tener un hogar pacífico y lleno de amor?

Un divorcio no es fácil, créeme, lo sé, soy divorciada y además viví el divorcio de mis padres cuando era una adolescente. Te entiendo. Pero si te puedo decir que soy más feliz desde que me divorcié y fui más feliz desde que mis padres se divorciaron porque por lo menos ya no presenciaba esos momentos incómodos cuando mis padres peleaban.

Claro que me costó superar mi divorcio y el de mis padres, creo que me tomó varios años, todo divorcio es un duelo, no sólo para la pareja, sino que también para los hijos pero eventualmente todo sana. En cambio si el problema continua, lo único que lograrás es deteriorar a todos los involucrados.

Si la razón es por miedo a lo desconocido

Somos humanos, los cambios nos dan miedo porque es algo desconocido. La sociedad además nos educó como dice el refrán «mejor malo conocido que bueno por conocer», porque lo más sencillo es quedarte donde estás, ya lo conoces, ya sabes que hacer y que no hacer. Hacer un cambio significa aprender algo totalmente nuevo y como no tenemos un manual, nos da pánico, nos parece imposible, nos parece que es peligroso.

Te lo aseguro que uno lo ve imposible, pero conforme pasan los días después de tomar la decisión de hacer el cambio, las cosas transcurren poco a poco, no es tan difícil como uno cree. Luego te darás cuenta de lo fuerte que eres y lo orgullosa que sientes de lo que has logrado. Créeme que te vas a sentir mucho más feliz si cambias, si te quedas estancada solamente te vas a sentir triste y deprimida.

Si la razón es por un apego económico

Este tema es un poco más complejo porque muchas veces nos detiene ya que sin dinero o ese apoyo económico podremos pasar un muy mal rato o incluso tener consecuencias serias. Sin embargo, si detectamos que esto es lo que no ata principalmente debemos encontrar posibles soluciones a corto, mediano y largo plazo hasta que encontremos la manera de liberarnos financieramente.

Obvio no es fácil, va a implicar que cambies tu estilo de vida posiblemente, que tengas que trabajar, que tengas que reinventarte. Pero si desarrollas un plan sólido, podrás irlo ejecutando poco a poco hasta que lo logres. Te costará, pero como dicen, a veces lo que más cuesta es lo que mejor sabe.

Si no desarrollas ese plan, seguirás estancada por el resto de tu vida o por muchísimos años más en una vida que no te hace feliz. Es mejor luchar por la felicidad que nunca haberlo hecho porque siempre te arrepentirás de no haberlo intentado.

Si la razón es por lo que digan los demás

Esta fue una de las principales razones que me detuvieron de poner un fin a mi relación durante muchísimos años. Cuando me di cuenta que solo pensaba en el qué dirán los demás si terminaba la relación pero realmente no estaba pensando que era por el dolor de perderla, me di cuenta que era hora de tomar acción.

¿Acaso son ellos quienes van a vivir esa vida que te hace infeliz? ¿Acaso la vida de ellos es tan perfecta para venir a juzgar la tuya? ¿Acaso me va a matar que los demás opinen sobre mi vida? ¿Acaso son ellos quienes van a ayudarme a salir adelante? ¿Quiénes son para opinar sobre una relación que no conocen?

Las personas siempre van a opinar, a criticar y a juzgar a los demás, no te concentres en lo que dicen, concéntrate en sanar y encontrar tu felicidad. Si es necesario aléjate de todos, cambia tus redes sociales, sal a lugares diferentes; al fin y al cabo, si no te apoyan y solo te juzgan es porque no les interesa tu felicidad. Si no les interesa tu felicidad y no les interesa respetarte, no son personas que valga la pena tener cerca.

Tranquila, no te quedarás sola, la vida te quita pero te da nuevas personas que están dispuestas a apoyarte, a respetarte y a acompañarte en ese camino de la sanación emocional.

Si la razón es porque tu pareja te ha amenzado

Busca ayuda urgentemente, en todos los países existen líneas gratuitas para mujeres que están pasando por problemas de pareja complejos. Además busca apoyo de alguna amiga, pídele ayuda a tus familiares y por supuesto busca ayuda psicológica. No atravieses esto sola, busca ayuda de personas de confianza que te tiendan una mano para poder salir de esta relación tóxica.

Ten cuidado, busca ayuda, planea, fortalécete y poco a poco logra salir de esta relación. No postergues más pedir ayuda, para que puedas salir de ahí lo más pronto posible. Este tipo de relaciones pueden llegar a ser peligrosas para tu bienestar físico y psicológico.

Si la razón es porque no sabes quién eres sin él

Lo primero que debes hacer es reencontrarte. Dedícate tiempo para poder descubrirte, podés hacer una lista de los siguientes puntos:

  • ¿Quién eres?: esta pregunta implica describirte como ser humano, no cómo profesional, mamá o esposa. Sino como extrovertida, introvertida, amorosa, valiente, etc. Todo aquello que describa tu alma, tu esencia.
  • ¿Qué te gusta?
  • ¿Qué sueñas?
  • ¿Qué quieres?
  • ¿Qué no te gusta?
  • ¿Cómo quieres vivir el resto de tu vida?
  • ¿Cosas que deseas hacer antes de morir?

Además, busca alguna actividad que te haga feliz, puedes ser buscar alguna clase de zumba, yoga, lectura, arte o incluso en casa puedes buscar en YouTube videos de baile, cocina, arte, etc. Dedícate un tiempo para hacer algo que te llena el alma.

Cualquiera que sea tu razón, es importante que la conozcas, que la analices y que hagas un plan para lograr salir de esa relación que te hace infeliz y que no te deja crecer. Ignorar el problema no cambiará nada, pero si lo interiorizas y haces un plan, podrás tomar acciones eventualmente.

Apóyate en alguien, como tus familiares, una amiga, una prima, una hermana, una consejera espiritual, una psicóloga, en fin, en alguien que te apoye y te ayude a salir de ahí para buscar tu felicidad y libertad emocional.

Yo nunca lo hubiera podido hacer sola, sin el apoyo de mi madre y de algunas amigas que me puso la vida justo en ese momento que más lo necesitaba.

¡Juntas todo es posible, rompamos las cadenas que nos atan y busquemos nuestra felicidad!

¡Es posible!

Te mando un abrazo,

Montse.

2 comentarios en “Sigo a su lado por los hijos…

    • Locas y Libres dijo:

      Hola Sil, como dices esos momentos se vuelven oscuros y muchas cosas son inexplicables, pero lo importante es aclarar nuestra mente para poder crear un plan que nos permita lograr alcanzar nuestra libertad emocional. Gracias por compartir con todas nosotras esa información. Saludos!

Deja un comentario